Make your own free website on Tripod.com
Deporte y Crecimiento

 

El fundamento de los procedimientos de exploración del crecimiento se basa en el análisis de los cambios que se producen a lo largo del tiempo, en el tamaño, forma y composición del organismo. Un indicador de crecimiento es cualquier dato mensurable que sirva para evaluar un aspecto parcial de crecimiento: peso, talla, perímetro braquial, pliegues subcutáneos, maduración ósea y sexual. De los parámetros peso, talla, perímetro braquial y pliegues subcutáneos se ocupa la cineantropometría.

 

 

MEDIDA:

Aspecto a valorar

Edad más útil

Error de medida.

 

 

 

 

Peso

Aumento de masa

0-19 años

100 gr.

Talla

Crecimiento en longitud

2-19 años.

0,51 cm.

Perímetro braquial

Nutrición

0-19 años

0,5 cm.

Pliegues subcutáneos

Adiposidad

0-19 años

1-1,5 mm.

Maduración ósea

Edad biológica

0-14 años

 

Maduración sexual

Edad biológica

8-14 años niñas

9-16 años niños

 

Cuadro 1. Indicadores de crecimiento.

Otro parámetro importante a valorar es la Talla Diana, que consiste en establecer un pronóstico del crecimiento definitivo de la talla del adulto basado principalmente en niños, sin posible patología, en la edad cronológica y talla actual del niño, en su edad ósea y la talla media de los padres. La talla media parenteral es esencial para la evaluación de la estatura.

NIÑOSK

Talla Diana= (Talla Paterna + Talla Materna + 13) / 2.

NIÑAS:

Talla Diana = (Talla Paterna + Talla Materna - 13) / 2.

El crecimiento estatural depende de un programa neuro—inmuno- endocrino que permite la utilización de aportes nutricionales para el crecimiento.

El ejercicio físico tiene un efecto positivo sobre el crecimiento, por su efecto estimulante sobre la secreción de la GH y las otras hormonas.

Existen otras formas de acción sobre el crecimiento:

Primeramente las contracciones musculares engendran estimulaciones mecánicas que actúan sobre el modelaje del esqueleto en los primeros años de la vida. Por otra parte, el ejercicio necesita un aporte energético que esté regulado por el sistema neuroendocrino. Las hormonas que participan tienen una acción metabólica predominando el anabolismo.

Como sabemos, en la mayoría de las prácticas deportivas, las contracciones musculares intermitentes favorecen y son necesarias para el crecimiento.

En efecto, para validar estas investigaciones, sería necesario grupos de niños que teniendo la misma edad cronológica tengan también la misma edad ósea y además aportes nutricionales y ambientes sociales parecidos. Este no es el caso, la mayor parte de los estudios comparan el crecimiento de niños deportistas con grupos de niños sedentarios de la misma edad. Además el rechazo a una disciplina deportiva no está ligado al azar.

Los adultos tienen morfotipos diferentes según el deporte practicado, (altos o bajos, grandes o pequeños, obesos o delgados), y esto se produce como consecuencia de las diferencias significativas en talla, peso y edad ósea entre los niños que practican deportes diferentes (gimnasia, danza, baloncesto o natación).

Los estudios muestran una madurez ósea precoz en los niños que practican un deporte donde se requieren individuos de talla corta, aunque no está claro que sea el deporte el que lo induzca o que elijan este tipo de deportes niños con talla final baja.

En chicas adolescentes la práctica intensiva, (más de 3 horas por día), de deporte está unida a un peso óptimo, que es el mínimo. De lo que se desprende que podemos tener en algunos casos un aporte nutricional insuficiente para jóvenes adolescentes que están en periodo de crecimiento.

Se actúa pues de una doble manera: horas de entrenamiento numerosas y aporte nutricional a menudo reducido, donde una dificultad suplementaria por analizar es el efecto de la dosis de entrenamiento.

El retardo de la pubertad observado en estas jóvenes podrá indicar que el coste energético de este deporte y un aporte nutricional bajo, se asocian con un retraso en la maduración ósea y en la velocidad de crecimiento. La recuperación de este retraso que se observa en estas adolescentes viene de que la práctica de la gimnasia se continúe o no.

Las observaciones realizadas en estas jóvenes gimnastas de alto nivel muestran que incluso ellas alcanzan su madurez total, aunque más tarde. La talla adulta obtenida corresponde a la talla diana prevista. El estudio de las familias de estas niñas encuentra una relación estadísticamente positiva entre la edad de aparición de las reglas de sus madres y la de sus hijas. Esto hace pesar que el retardo puberal es verdaderamente familiar.

Estos resultados confirman la hipótesis de que la edad de aparición de las reglas es un fenómeno sumido en la influencia de la herencia y de factores sociales. El retraso puberal de estas jóvenes gimnastas influye, pues, sobre su decisión de continuar o de dejar su deporte.

Los recientes estudios sugieren que las diferencias morfológicas de estas jóvenes deportistas son debidas a una selección en una edad precoz, en función de su morfotipo demandado además del efecto que se produce en esta constitución por el entrenamiento deportivo.                                                               

Desgraciadamente no podemos siempre afirmar que el deporte tenga o no efectos sobre el crecimiento del adolescente cuando está practicado regularmente y de una manera importante. A fin de prevenir este principio se deben desarrollar un cierto número de investigaciones, siendo interesante poder conocer la importancia del gasto energético que produce la práctica deportiva de un adolescente y la parte del gasto energético total.

Estas medidas unidas al estudio de los aportes nutricionales de las reservas de energía disponibles y de las tasas circulantes de insulina, GH e IGF1 permitirán saber si la práctica deportiva tiene su efecto sobre el crecimiento. El estado actual de nuestro conocimiento no nos permite ir más allá. El niño practica el deporte cada vez a más a menudo y de una manera más intensa en un periodo de la vida donde está creciendo, y será más y más difícil encontrar niños que no practiquen alguna actividad deportiva.

Prof Cristian Campos

cristiancampos38@hotmail.com

 

Prof Cristian Campos

cristiancampos38@hotmail.com

 

VOLVER